Arquitectura de Software

Como en toda obra de ingeniería, antes de comenzar a construir hay que pensar en aspectos fundamentales como qué es lo que se quiere construir, cuál es el propósito de la obra y cuales van a ser las metodologías que se utilizarán para construir de la manera más eficiente posible.
A su vez también se tiene que pensar en el mantenimiento, es decir, las acciones necesarias para mantener la obra en funcionamiento. Otro aspecto a tener en cuenta es la posibilidad de realizar modificaciones en la obra y cual sería el costo asociado. Un diseño o arquitectura pobre implicaría posiblemente altos costos para realizar los cambios, o peor aún, la imposibilidad de hacerlos del todo. En el caso de las obras de construcción de software los mismos principios aplican y es por eso que dicho aspecto es de suma importancia aunque varias veces no considerado.


Beneficios de la Arquitectura de Software

  • La solución es suficientemente flexible para adaptarse al cambio durante el período de desarrollo así como también a cambios futuros.
  • Incremento en la productividad del equipo de desarrolladores.
  • La curva de aprendizaje para los nuevos desarrolladores es menor.
  • Eficiencia en los recursos utilizados.
  • Alineamiento con la dirección estratégica de la empresa.
  • Reducir considerablemente las tasas de fracaso de proyectos de software.
  • Permite estimaciones de costos y calendario más precisos.
  • Predecir y mitigar los riesgos.